20 C
Buenos Aires
domingo 25 de octubre de 2020
Periodismo . com

El sueño incendiado de un país atendido por sus dueños

El comunicado de la Asociación Empresaria Argentina fue tan inoportuno que ni siquiera está colgado en la página web de los dueños más importantes del país. La entidad que exhibe como presidente a Jaime Campos y tiene como escoltas desproporcionados a pesados como Paolo Rocca, Héctor Magnetto, Luis Pagani, Cristiano Rattazzi, Alfredo Coto y Federico Braun salió a pronunciarse por el fin de la cuarentena y reclamarle a Alberto Fernández que no caiga en default, en un tono y un momento que no convenció ni siquiera a la totalidad de sus socios.

Nucleados unos meses después del estallido de 2001, los propietarios que se agrupan detrás del sello de AEA le tienen más miedo a la cesación de pagos que al COVID-19 y están, también, acostumbrados a pedir mucho. Pero eso no justifica que su diccionario acotado no logre una dosis mínima de diplomacia o que no hayan consultado a todos los miembros de su comisión directiva, antes de enviar el documento. En el grupo de los quince vocales que tiene la entidad conviven quienes apoyan con los que dicen haberse enterado de los términos del comunicado por los diarios y los que hasta justifican la acusación de “traición a la patria” que surge del oficialismo. Incluso cerca de uno de los vicepresidentes afirman que no era la forma de expresarse cuando Argentina está en el proceso de reestructuración de la deuda y se lamentan de que no haya habido al menos un tenue respaldo a la oferta de Martín Guzmán. Será que, visto el enojo de Fernández, nadie quiere pelearse con el gobierno antes de tiempo. O será una muestra más de que, en el sector empresario, el sálvese quien pueda preexiste a la pandemia.

elcanciller.com  (elcanciller.com)