El tiempo que tardas en llegar a una ciudad desde cualquier lugar del mundo, ilustrado en este mapa

El futuro de la humanidad es urbano, lo queramos o no: la urbanización a marchas forzadas de los países en vías en desarrollo implica que, en unas cuantas décadas, habrá más gente viviendo en junglas de asfalto que en el campo. A día de hoy, sin embargo, muchísimos países (y con ellos, millones de personas) continúan siendo rurales.

En ocasiones, esto puede suponer un problema. ¿Qué pasa cuando el hospital más cercano está a más de un día de distancia? ¿O cuando no tienes un servicio de extinción de incendios a menos de cinco horas por carreteras? ¿O cuando un cartero tarda más de una semana en recoger el correo de tu localidad? En el primer mundo estas preguntas suenan extravagantes. En África, Asia y algunos puntos de Sudamérica, son el pan de cada día.


De ahí que un grupo de investigadores de la Universidad de Oxford, enrolados en el proyecto MAP (The Malaria Atlas Project) hayan desarrollado un mapa global de distancias a las ciudades más cercanas. En esencia, se trata de un trabajo cartográfico isocrono: un mapa que, como aquellos tan maravillosos del siglo XIX, miden los tiempos de viaje. Los resultados son los que más o menos podemos imaginarnos: Europa y América están muy bien conectadas. Los demás no tanto.