domingo 16 de diciembre

El trabajo que hacen solo 13 argentinos y paga un sueldo de $70.000 al mes

Hay dos cosas tan seguras como la finitud humana y los impuestos: que cada vez más las empresas dependen críticamente de la tecnología para su core de negocio y que todo el software que existe está roto; como reza el adagio popular del mundo IT. Los desarrollos se potencian vigorosamente, la ventaja competitiva está en la innovación, y ese diferencial es sinónimo muchas veces de éxito comercial que se traduce en más marketshare o más ganancias. Pero en un mundo de negocios regido por los vertiginosos —y serpenteantes— ritmos de la tecnología, ¿quién para la pelota y marca la cancha para que haya, también, jogo bonito?

Se trata de los testers, un área otrora relegada a los juniors del área de tecnología corporativa y poco respetada entre los pares, que ahora vuelve con la fuerza que demanda un público cada vez más exigente, que no resiste ni el menor desliz cuando de tecnología se trata. Quiénes son los nuevos testers profesionales, qué pueden aportar a la tecnología del negocio y cómo se insertan dentro de los equipos tradicionales de IT.


Dejar un comentario