El trauma oculto de trabajar en Guantánamo

Fueron solo unas semanas. Nichole York fue destacada como doctora de los detenidos en Guantánamo y en cuestión de días empezó a padecer pesadillas.

«Los detenidos me atacaban», relata sobre la naturaleza de los sueños que tuvo durante los nueve meses de 2010 que pasó en la escabrosa penitenciaría. «En mis pesadillas ellos lograban ponerme sus zarpas encima. Me agarraban del pelo y me estampaban el rostro contra la puerta de acero».