domingo 26 de junio de 2022
Cursos de periodismo

El único consenso entre los políticos es no bajar la inflación, al menos por ahora

Buena parte de los temas políticos, económicos y sociales de la Argentina están atravesados por una sola cuestión: los precios. Es que un régimen de alta inflación como el actual, todo lo altera. Ayer, Alberto Fernández, Martín Guzmán y Sergio Massa se reunieron con la cúpula de la CGT y anunciaron que el nuevo piso del Impuesto a las Ganancias pasa a ser de $280.000. El tema había generado un contrapunto entre el ministro de Economía y el jefe de la Cámara de Diputados, que el jueves en un acto realizado en Las Heras, junto a Sergio Berni, pidió que “el Estado haga un esfuerzo a la par del que hacen los trabajadores y los empresarios”.

El ministro de Hacienda se mostraba reacio a subir el mínimo imponible, porque implica resignar una parte de la recaudación. Aunque no se trata de una cifra significativa, cada peso cuenta considerando que las metas pactadas con el FMI parecen cada vez más difíciles de cumplir.

El tema abrió un enésimo foco de conflicto en el FDT, con la particularidad de que esta vez el rol protagónico no fue del kirchnerismo (como nos tenía acostumbrado), sino de Sergio Massa, que aprovechó el debate por el Impuesto a las Ganancias para diferenciarse. Esta vez el conflicto parece haberse cerrado rápidamente con los anuncios de ayer, pero ¿cuánto tiempo se necesitará para que el nuevo mínimo imponible de $280.000 quede desactualizado?

tn.com.ar  (tn.com.ar)