20 C
Buenos Aires
lunes 26 de octubre de 2020
Periodismo . com

Elegir las batallas: la nueva matemática de las decisiones

¿Qué rasgo de personalidad han tenido en común Julio César, Steve Jobs, Barack Obama con los economistas Carlos Díaz Alejandro o Rudiger Dornbusch? Que todos son o fueron muy conscientes del enorme cansancio mental que implica tomar decisiones difíciles, y diseñaron estrategias para optimizar el proceso decisorio teniendo en cuenta esa limitación.

Que existe un «agotamiento» o «cansancio» involucrado en concretar definiciones que encierran un conflicto parece algo intuitivo, pero en los últimos años las ciencias cognitivas pivotearon sobre este eje para formular una teoría más sofisticada. «La hipótesis del «agotamiento mental» -ego depletion, en inglés- es muy útil para mejorar la productividad en la vida cotidiana: sostiene que todos tenemos una reserva limitada de energía mental para autocontrol, que nuestra capacidad de tomar decisiones racionales e informadas es como un músculo que se cansa con su uso continuo -cuenta el físico y tecnólogo Andrei Vazhnov, director académico del Instituto Baikal-. Tu decisión estresante de aceptar o no un nuevo trabajo por la mañana puede disminuir tu capacidad de tomar decisiones más tarde en el día sobre la dieta, y terminarás almorzando con papas fritas en lugar de ensalada.» Vazhnov utiliza este concepto en su vida personal: «rutiniza» al máximo todas las decisiones que puede (qué ropa ponerse, en qué mesa sentarse en un café) para reservar la «energía» para cuestiones más relevantes.

La del ego depletion es una teoría que se hizo muy influyente en los últimos años, con varios presidentes y CEOs importantes usándola para ponerse la misma ropa todos los días, no eligiendo su comida y así tratando de eliminar la mayor cantidad de decisiones que no tienen que ver con su trabajo principal, para preservar su «músculo» de toma de decisiones cruciales. Mucho antes de que estallara su popularidad, Steve Jobs la aplicaba poniéndose todos los días su famosa polera negra. Barack Obama hace lo mismo con sus trajes, y Juan Carlos De Pablo, que estudia la vida de economistas célebres, cuenta que lo propio hacían Carlos Díaz Alejando y Rudiger Dornbusch.

lanacion.com.ar  (www.lanacion.com.ar)