13.1 C
Buenos Aires
jueves 29 de julio de 2021
Cursos de periodismo

Ella sigue pensando igual

Vuelve a escribir su “Sinceramente”, con el mismo tono y con la misma lógica. Le alcanza con compartir una nota para detonar cualquier esquema de comunicación que se improvise al lado de Alberto Fernández. Le bastan 234 caracteres para expresar la cara opuesta del candidato que eligió para volver al poder. Cuando el Presidente busca a tientas una salida para el doble cerco de la peste y la deuda, Cristina Fernández de Kirchner sale a expresar por primera vez su desacuerdo público con un Gobierno que va y viene, sin acertar a mostrar un horizonte. Tal vez, ella también esté perdiendo la paciencia.

La vicepresidenta llama a “no equivocarse” y amplifica el panorama que traza Alfredo Zaiat: hay una derecha empresaria liderada por Héctor Magnetto y Paolo Rocca que no tiene nada de burguesía nacional, se desentendió del mercado interno, ejerce un poder oligopólico y responde a intereses trasnacionales. Para compensar la fuerza de esas ideas que marcaron el final del cristinismo puro -y acabaron en la derrota ajustada de 2015- hacen falta días enteros de entrevistas con ministros que hablan el lenguaje de la emergencia, el virus y la moderación.

¿Es posible que Cristina no haya estado al tanto de la puesta escena que se armó desde Olivos? Quizás. Lo que es seguro es que los funcionarios del Presidente comenzaron a llamar por teléfono a los incondicionales de su vice para preguntar cómo había que “interpretar” el fulminante mensaje de la doctora contra la fila 1 del Día de la Independencia.

elcanciller.com  (elcanciller.com)