lunes 8 de agosto de 2022
Cursos de periodismo

Elon Musk y su amor tóxico por Twitter: tras intentar comprarlo, lo ha dejado al borde del abismo económico

Elon Musk tiene una forma bastante tóxica de mostrar su amor por Twitter. Es la red social que elige para hacer anuncios al mundo, y en repetidas ocasiones ha confesado que le gustan de ella aspectos como la inmediatez y la capacidad para comunicarse directamente con los usuarios, hasta tal punto que ha querido quedársela por completo para sí. Pero, al mismo tiempo, lleva años criticando multitud de aspectos de la plataforma, como sus políticas de moderación, y tras romper el acuerdo para su compra la ha dejado destrozada, al borde del abismo económico.

Cuando Musk anunció que había llegado a un acuerdo con los directivos de la red social para adquirirla, parecía el pretendiente ideal para Twitter: popular, innovador, con músculo económico y enamorado de la plataforma. En aquel momento, esa aparente idoneidad disparó el optimismo de los inversores, y las acciones de la empresa, que ya habían experimentado un notable aumento cuando comenzaron los rumores de compra, alcanzaron su valor máximo de 2022: 51,70 dólares por título el 25 de abril, según Google Finance.

xataka.com  (www.xataka.com)