lunes 18 de febrero

Emilio Monzó: “Elogio de la ‘rosca’ política”

18 de diciembre de 2018
La “rosca” tiene mala prensa. Es, en realidad, una palabra desterrada del diccionario de la “corrección política”. Sin embargo, devaluada y hasta a veces bastardeada, alude a una herramienta indispensable para tejer lazos de confianza y construir puentes entre la dirigencia.

La política es diálogo, es confianza, es capacidad de escucha, es convivencia y familiaridad con lo diferente. La política es, esencialmente, un ejercicio de sensibilidad hacia el otro y de comprensión de realidades diversas. A todo eso contribuye lo que suele llamarse la “rosca”; muchas veces despreciada y asimilada con la oscuridad o la politiquería.


Si la “rosca política” es el encuentro entre dirigentes de diversos espacios, si es la inversión de tiempo para generar confianza y achicar distancias, deberíamos admitir, entonces, que es un formidable lubricante para aceitar los mecanismos de la buena política.