En dos años se vendieron terrenos porteños equivalentes a doce canchas de River

Doce canchas de River. Esa es la superficie de tierra en la ciudad de Buenos Aires que en dos años pasó del Estado a manos privadas. La comparación es con el campo de juego del estadio Monumental de Núñez. Fueron algo más de 85.000 metros cuadrados ubicados en las zonas con mayor potencial para desarrollos inmobiliarios los que se comercializaron entre marzo de 2017 y marzo pasado a través de subastas públicas realizadas por la administración nacional o el gobierno porteño.

Fue parte de una política planificada con el fin de recaudar fondos y redireccionarlos a grandes obras que están en su etapa final y próximas a ser inauguradas, como el Paseo del Bajo y los viaductos de los trenes Mitre y San Martín. También a otras que están en plena etapa de desarrollo, como la urbanización de las villas porteñas. O aquellas que aún se encuentran en planificación, como el Parque de la Innovación, un complejo educativo que se levantará en las tierras del Tiro Federal. Se trató de una reorganización de las propiedades del Estado que se encontraban ociosas, o con contratos de explotación vencidos o irregulares.