En Francia, la comunidad LGTB ha encontrado un partido al que apoyar sin fisuras: el de Le Pen

Las elecciones europeas han vuelto a suponer un nítido espaldarazo al proyecto político de Marine Le Pen, ahora bajo la bandera de Rassemblement National (RN). La formación ultraderechista ha obtenido el 23,31% de los votos, un punto por encima de En Marche!, el partido del presidente Emmanuel Macron. Le Pen ha ganado los comicios por segunda ocasión consecutiva, asentando la hegemonía de su partido en las elecciones puras, sin segunda vuelta, más importantes de Francia.

Y ha contado con el apoyo de un grupo social destacado. La comunidad LGTB.


Los datos. Según un estudio elaborado por IFPO para la revista Têtu, de temática LGTB, Rassemblement National es la formación predilecta por gays, bisexuales y lesbianas. Un 22% de los encuestados declaraban su simpatía por el partido de Marine Le Pen, muy por encima de En Marche! (19%), los Republicanos (11%) y los Verdes (9%). Lo hacía, eso sí, en sintonía con el resto de Francia (23%) de apoyo.

El voto gay francés no está determinado por líneas identitarias.