lunes 18 de febrero

En inflación y crecimiento, el primer mandato de Macri será peor que el último mandato de Cristina

Cuatro variables sintetizan el balance económico del Gobierno de Macri en sus 3 primeros años de gestión. Desde que asumió, el PBI acumula una caida del 1,3%. La inflación fue del orden del 155%. El dólar se disparó 290%, en relación a la cotización oficial que dejó Cristina en diciembre de 2015 y 160% frente al dólar paralelo en ese momento. Mientras que la deuda en dólares creció en U$S 80.000 millones con acreedores privados, y más de u$s 100.000 millones si se incluyen los dos primeros desembolsos del préstamo acordado con el FMI.

Son números que describen un evidente fracaso de la gestión económica. Más allá de la discusión sobre las causas que llevaron a tal resultado: si fue el peso inmanejable de la herencia K; la mala praxis del equipo económico de Macri; una combinación de ambos factores; etc., etc.


La otra comparación interesante es la que surge del Boletín Económico de los últimos 4 años de Cristina y los primeros 4 años de la gestion Macri en relación a dos variables clave: inflación y crecimiento del PBI. Si tomáramos para el 2019 los pronósticos oficiales –más favorables que las proyecciones de las consultoras privadas o el FMI— los resultados serían los siguientes:

– Durante el segundo mandato de Cristina –muy malo en materia resultados económico en comparación con su primer mandato o la gestión de Néstor Kirchner– el crecimiento acumulado en cuatro años fue de apenas 1,6% (con caida de la economía en 2012 y 2014 y crecimiento en 2013 y 2015). Un resultado muy magro si se tiene en cuenta que la población crece a razón de 1% anual. Es decir que el PBI per cápita se contrajo en ese período. A su vez, la inflación acumulada fue del 186%. Casi estancamiento económico con altos niveles de inflación.