En la Argentina los inmigrantes pagan más impuestos que los gastos que le generan al Estado

“Le sacan el trabajo a los argentinos”. “Colapsan los hospitales y producen un gasto excesivo porque ocupan vacantes en escuelas y universidades”. Esas ideas, y otras peores, como decir que contribuyen a aumentar el delito, persiguen a los inmigrantes. Son imágenes que aparecen en discursos de funcionarios y políticos que promueven volver más restrictivas algunas políticas migratorias. Y en un sector de la sociedad esas figuras se convierten en certezas que llevan a estigmatizar al inmigrante.

¿Es cierto que los inmigrantes son un costo para el país? La evidencia demuestra que no sólo es mentira, sino que ocurre lo contrario. Y no es una apreciación, sino un análisis económico probado. “En años recientes, los inmigrantes pagaron más en impuestos de lo que generaron en gastos gubernamentales”. A ese conclusión llegó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en un estudio que realizó en la Argentina. Aquí, el detalle de cómo contribuyen al desarrollo del país los 2,1 millones de extranjeros que viven en la Argentina.