En los últimos cuatro años, se destruyeron 230.000 empleos en el sector privado

La destrucción de empleo registrado siguió sin encontrar piso en octubre, al retroceder un 0,5% interanual, informó ayer el ministerio de Trabajo, en la primera publicación de datos oficiales bajo la nueva gestión.

De acuerdo a las cifras difundidas por la cartera que conduce Claudio Moroni, los puestos registrados llegaron a 12.127.000. Así, continuó con la tendencia de los últimos dos años y acumuló 21 meses seguidos en baja. En ese sentido, la peor parte se la llevó el sector asalariado privado, que se hundió -2,6% en relación al 2018. Mientras tanto, los trabajadores del sector público aumentaron un 1,3%, el personal de casas particulares 1,7%, los monotributistas sociales 1,7% y los monotributistas, 3%.

De esta manera, las empresas expulsaron de sus plantillas a 160.870 personas a lo largo del último año y 26.256 en relación a septiembre.