Endeudarse, el plan económico hasta 2015

Axel Kicillof avanza a fondo en un plan de endeudamiento. Es la única apuesta fuerte del ministro, que la presidenta aceptó resignada, para tratar de reactivar la economía en la segunda mitad del año y recuperar en 2015 parte del capital político perdido con la devaluación, la recesión y el salto de la inflaciónYa se decidió que en enero o febrero se lanzará el canje del Boden 2015, que vence en octubre del año próximo, unos días antes de la elección presidencial. Son casi u$s 5000 millones. Otra sorpresa: con la mayor discreción, el Banco Central cerró con el banco de inversión Goldman Sachs una operación financiera para apuntalar las reservas en u$s 1000 millones, a una tasa del 6,5% anual. La renegociación con el Club de París, que Kicillof piensa sellar a fines de mayo, como paso previo para emitir nuevos bonos, será en sí misma otra operación de endeudamiento. Suponiendo una refinanciación a 6 años, a cancelar en 12 cuotas semestrales con un módico interés del 5% anual, la próxima gestión debería afrontar vencimientos (capital e intereses) de unos u$s 2000 millones al año. La expropiación de YPF con bonos implica, obviamente, también más deuda. En este caso mucho más cara: a una tasa de entre 12 y 13% anual en dólares, contando los u$s 1000 millones extra de garantía a emitir si Repsol vende los títulos a la cotización actual. Durante el próximo período presidencial la factura a pagar ascendería a unos u$s 3300 millones. Solo la épica de la nacionalización de YPF podía disimular un costo financiero tan elevado.