lunes 24 de septiembre

Entre la preocupación y la furia, Macri se resiste a los cambios

Mauricio Macri pasó los últimos tres días entre la preocupación, la bronca con los medios de comunicación y los rumores de cambios de gabinete. En particular, el Presidente tuvo un ataque de furia con aquellos que deslizaban que podría haber cambios en su staff, más precisamente, con una hipotética, y desmentida hasta el hartazgo, salida de Marcos Peña, su jefe de Gabinete y asesor más estrecho.

Quienes estuvieron con el Presidente en los últimos días de corrida cambiaria y devaluación aseguran que estuvo hipersensibilizado con la situación. Es que no estaba ni en los planes más pesimistas de los funcionarios que trabajan en Casa Rosada un escenario de dólar superando los $ 40.


Ayer pasó todo el día en Olivos: desde la reunión a media mañana de la mesa de coordinación hasta distintas reuniones con Nicolás Dujovne, el ministro de Hacienda, quien pule los anuncios macroeconómicos que realizará el lunes. También estuvo Peña, quien sufrió esta semana los embates más duros: pedidos de renuncia del círculo rojo empresarial, de economistas y, off the record, de los propios dirigentes de Cambiemos. Es más: al menos tres ministros (uno histórico del PRO de diálogo directo con Macri) lo deslizaron en distintas conversaciones, dos de ellos con dirigentes del PJ. La versión, que se inició con Dujovne el miércoles, creció a pasos agigantados el jueves y hasta motivó videographs de canales de noticias de sindicalistas y de empresarios presos por evasión.

Dejar un comentario