martes 24 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Entre Macrón y Biden, a Fernández lo abruman las urgencias de entrecasa

Alberto Fernández arriesgó una fecha: dijo que en “tres o cuatro años”, Argentina estaría exportando gas licuado, desde una planta montada en la costa atlántica, conectada por un gasoducto a Vaca Muerta. Es el “plan gas Europa”, quizás el tema central en las conversaciones que tuvo el martes con el presidente de España Pedro Sánchez en Madrid y el miércoles, en Berlín, con el canciller alemán Olaf Scholz.

En paralelo, el Presidente siguió los ruidos en Buenos Aires en torno a las audiencias públicas por el aumento de tarifas, un frente que engloba varias tensiones: una disputa conceptual, económica y política, con Cristina Kirchner, el problema derivado del faltante de dólares y el impacto inflacionario de una suba que el Gobierno define como “administrada”.

La energía es, para Fernández, una urgencia inmediata y una expectativa futura. El plan que le acercó el ministro de Economía, Martín Guzmán, estuvo al tope de la agenda que el Presidente trasladó a Europa durante esta gira. En España, Sánchez se mostró interesado porque allí se concentra el 30% de las plantas regasificadoras de Europa. El español pidió avanzar en las conversaciones técnicas que desarrollarán los cancilleres Santiago Cafiero y Juan Albares Bueno.

eldiarioar.com  (www.eldiarioar.com)