miércoles 20 de febrero

Entre Netflix y la realidad aumentada: el futuro del cine según el director Alex de la Iglesia

Apenas tocó suelo argentino, el director, productor y guionista español Alex de la Iglesia escribió, en su cuenta de Twitter: “He llegado a Buenos Aires. Objetivos: dar unas charlas. Y… conseguir una primera edición del Aleph”, en alusión al clásico de Jorge Luis Borges. A las pocas horas, cuando logró dar con un ejemplar por el que le pedían u$s 15 mil, tuiteó: “Argentina es un viajazo a una realidad alternativa de nosotros mismos, en unas circunstancias cuánticas disímiles. Quizá una sonrisa, o un malentendido, produjeron la bilocación. Voy a por esto a ver si encuentro pistas”

Así de crudo y conocedor de la idiosincrasia -y coyuntura- local es De la Iglesia, licenciado en Filosofía y exguionista y dibujante de cómics nacido en Bilbao, la capital del País Vasco, hace 52 años. “Buenos Aires es una ciudad que me resulta tremendamente atractiva por muchísimas razones, sobre todo culturales. Y también me da la sensación de que es un mundo a explorar. Me apetece estar aquí, rodar aquí, no vivir ese ruido endogámico de filmar siempre en mi país. Y quiero salir, además, de esa especie de pasión que tienen todos los directores por filmar en Hollywood”, explicó en la entrevista exclusiva con Clase Ejecutiva. “He tenido, y me encantaría seguir sumando, experiencia en el cine estadounidense. Pero, al mismo tiempo, soy crítico de ese mismo nivel de pasión, de frenesí e incluso de agravio que termina sucediendo con todos los directores que quieren filmar allí. ¿Por qué diablos el objetivo de un director es filmar en los Estados Unidos? A mí me gusta rodar en la Argentina, en Chile, en Uruguay… En lugares donde me entienden”, sentenció.