14.4 C
Buenos Aires
lunes 14 de junio de 2021
Cursos de periodismo

Enzo, bienvenido al panteón de ídolos de River

Un coctel heterogéneo terminó construyendo la canonización de un nuevo ídolo de River Plate y de nuestro fútbol: Enzo Pérez.

La codicia económica de la Conmebol y la falta de sensibilidad social y deportiva de sus dirigentes, sumado a una burbuja explotada y un error en el cálculo inicial de Marcelo Gallardo (no en los cuatro arqueros inscriptos sino en los 28 jugadores de campo anotados, una cifra que, vista la actuación de los jóvenes en el superclásico del domingo, podría haber contado originalmente con la presencia de otros cuatro o cinco chicos) hizo posible una nueva épica de un equipo que trata a las hazañas como quien dice buen día.

Los panteones del fútbol se construyen con grandes jugadores pero no todos los referentes de un club llegan a generar esa idolatría. Está lleno de jugadores fantásticos o de directores técnicos exitosos que no consiguen pellizcar a la gente: es una cuestión de triunfos pero también de piel, de identificación, de convertirse en el ventrílocuo en el campo de juego de quienes están en las tribunas o enfrente de las pantallas. Ese lugar, en River, está liderado por el propio Gallardo, Ángelito Labruna (un Muñeco en blanco y negro), el Beto Alonso, el Enzo original (Francescoli), Ariel Arnaldo Ortega, Ramón Díaz y, más atrás en el tiempo, Bernabé Ferreyra y Amadeo Carrizo. Todos ellos les doblaron las rodillas a las multitudes.

eldiarioar.com  (www.eldiarioar.com)