¿Es bueno intentar recuperar durante el fin de semana el sueño perdido en la semana?

La cantidad y la calidad del sueño son cruciales para nuestra salud y bienestar.

Tanto un exceso como un defecto de sueño respecto a las siete u ocho horas diarias recomendadas están relacionados con un incremento de la mortalidad.


Los expertos lo advierten: no dormir lo suficiente está asociado de forma significativa con la diabetes, la alta presión sanguínea, las enfermedades de corazón, la obesidad y la diabetes.

Sin embargo, los ritmos de vida modernos están convirtiendo la falta de sueño en un problema crónico de salud.

Trabajo, familia, tareas domésticas, compromisos sociales… ¿Quién no acaba sacrificando horas de sueño aunque sepamos que perjudica nuestra salud?