Es el peronismo, estimado

Al elegir a su compañero de fórmula, Cristina conquistó el apoyo abierto de los gobernadores peronistas. Al elegir al suyo, Macri conquistó el apoyo encubierto. Aunque muchos gobernadores harán campaña por los Fernández, la mayoría estaría más cómoda en un gobierno de Macri y Pichetto. Por eso, la gobernabilidad del segundo mandato está asegurada; sólo falta asegurar el segundo mandato.

Cuando eligió al Frank Underwood argentino como su candidato a vicepresidente, Mauricio Macri interrumpió el modelo de construcción política que cultivaba desde 2007. Ya no apela a mujeres que suavicen su imagen sino a un hombre que la viriliza. Se aparta de la nueva política para entregarse a la política tradicional. Y se reconcilia con el círculo rojo y con Wall Street, de cuya tranquilidad depende el trayecto que va de las PASO a octubre. En el mundo de Trump, Duque y Bolsonaro, la pureza obamiana no paga. Registrarlo demoró algunas corridas y varias derrotas.