lunes 23 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

¿Es el veto a tenistas rusos por parte de Wimbledon una doble falta?

El despliegue de sanciones contra los oligarcas y los bancos rusos era una obviedad. Ahora llega la cuestión mucho más espinosa de hasta dónde llegar para cancelar a la Rusia de Vladimir Putin: no sólo a las élites con conexiones políticas, sino a los atletas, artistas y otros embajadores simbólicos del régimen.

El All England Lawn Tennis and Croquet Club -el organismo que dirige el histórico campeonato de Wimbledon- ha decidido prohibir la participación de tenistas rusos y bielorrusos en el torneo de este año. Roland Garros, como se llama el Abierto de Francia, no ha tomado una determinación similar, lo que deja el extraño espectáculo de que los jugadores rusos están vetados en algunos lugares y en otros no. Basta con echar un vistazo al Twitter del tenis para ver una afición claramente dividida.

Al Club le gustaría que esto se viera como una decisión de principios, similar a las prohibiciones de la época del apartheid a los atletas sudafricanos que sirvieron para condenar al ostracismo al Partido Nacional gobernante. Pero se corre el riesgo de que parezca más bien una muestra vacía, como una orquesta que se niega a tocar a Tchaikovsky.

bloomberglinea.com  (www.bloomberglinea.com)