20.9 C
Buenos Aires
sábado 31 de octubre de 2020
Periodismo . com

¿Es más importante Bruglia que Guernica?

Hubo una primera explicación sobre el modo de enfrentar esta tragedia (primero cuidamos la vida, luego la economía) que después se fue vistiendo con su forma: las conferencias de prensa, las filminas, las noches presidenciales saludando cumpleañeros en twitter y el quedate en casa… El trío metropolitano de líderes con una primavera en las encuestas y un presidente que con docencia mostraba el grado cero del Estado: la administración de la vida y de la muerte. Si el tiempo se detuvo en el mundo, a Alberto le tocó ser el presidente sin tiempo.

Rafael Bielsa decía durante la campaña electoral: «Alberto empezará un gobierno sin luna de miel». La Pandemia fue más lejos: es sin tiempo. Pero ese primer momento con la conducción de la cuarentena, abrió un paréntesis, al abrigo de pequeñas certezas: hay un consejo de científicos pensando por nosotros, la plata que falta se emite, podemos vivir sin economía por un rato, todos los diarios publican la misma tapa. La comunidad organizada de la cuarentena. Pero nada es para siempre. Y por muchas causas: porque la cuarentena se empezó a quebrar por abajo (un pedido demasiado igualitario para una sociedad demasiado desigual), porque el Estado tiene brazos más cortos y los millones de no estatizados empezaron a pedir lo suyo (los comerciantes, las pymes, los de la changa del día), porque el deseo del dólar nunca falla y siempre faltan, y porque se superpusieron agendas.

lapoliticaonline.com  (www.lapoliticaonline.com)