jueves 15 de noviembre

Es momento de pensar en el esperma

El doctor Paul Turek iba camino a hablar con los empleados de una empresa de criptomonedas una tarde reciente sobre un tema que ha causado cada vez más ansiedad entre esos hombres: ¿qué ha sucedido con sus espermatozoides?

¿Tienen un conteo suficiente? ¿Son “suficientemente” varones?


“Están preocupados, sí”, dijo Turek. “Y a nosotros nos gusta que estén preocupados”.

Todo empezó el verano pasado cuando un análisis de 185 estudios hechos en los últimos cuarenta años y en los que fue recolectado semen indicó que la concentración de espermatozoides había caído de manera consistente y notable en el transcurso de una generación.

Diferentes grupos de personas —urólogos, antropólogos, activistas de los derechos de los hombres y fundadores de empresas emergentes— entonces comenzaron a preocuparse silenciosamente sobre el esperma. Silenciosamente, quizá, porque si se trata de fecundidad están más acostumbrados a hablar de las mujeres. Y también de manera silenciosa pues no han surgido investigaciones para descubrir si realmente ha sucedido algo.

Dejar un comentario