sábado 20 de octubre

¿Es suficiente ser víctima de la violencia para obtener asilo en EE. UU.?

Una caravana de migrantes provenientes de Centroamérica que realizó recientemente un trayecto por México hacia la frontera con California atrajo la atención de los medios y del presidente estadounidense, Donald Trump. De las 300 personas que llegaron a Tijuana el pasado fin de semana, se espera que al menos 150 soliciten asilo en Estados Unidos.

“La probabilidad de que lo obtengan es mínima”, dijo Thomas Haine, exabogado de juicios del Servicio de Inmigración y Control Fronterizo (ICE), quien ahora se dedica a la práctica privada en San Diego.


El principal obstáculo para los migrantes es convencer a un juez migratorio de que ellos pertenecen a un grupo social particular —dígase niños soldado o personas transgénero— que les da derecho para el refugio, pues muchos de ellos no pueden argumentar que enfrentan persecución por razones de raza, religión, nacionalidad u opinión política.

Por lo general, los migrantes centroamericanos huyen de las pandillas, grupos de delincuencia organizada u otro tipo de violencia. Pero temer por tu vida usualmente no es suficiente para un caso de asilo, según Haine.

Los inspectores fronterizos entre Tijuana y California comenzaron a darles acceso a algunos solicitantes de asilo el 30 de abril. Ya que sean procesados en un sitio de ingreso, serán transferidos a un centro de detención en el cual deben aprobar la entrevista de “temor creíble”.

Dejar un comentario