25.1 C
Buenos Aires
viernes 16 de abril de 2021
Cursos de periodismo

Esas nuevas audiencias que nacen de la tecnología de los celulares

Cada disciplina construye su propio mito fundacional: la manzana en la cabeza de Newton, la cura por la palabra por parte de Freud son algunos ejemplos de ese momento serendípico donde, gracias a un evento no planificado, la historia del conocimiento dio un giro inesperado. Si esto es cierto ¿cuál sería el acontecimiento inesperado que dio lugar a las ciencias de la significación? ¿Acaso puede pensarse que un área de conocimiento tan ambiguo y de fronteras tan difusas podría jactarse de poseer su propia piedra fundamental? Vidas mediáticas, el último libro de José Luis Fernández –semiótico investigador de la UBA y la UNTREF– se sostiene en dos grandes columnas: en la que reconoce y desarrolla las teorías fundantes de la semiótica de los medios, propia del siglo pasado, centrada en las relaciones entre audiencias y contenidos en los medios tradicionales –gráfica, radio, cine y televisión- y en la que advierte la obvia necesidad de repensar estas relaciones a la luz de las tecnologías propias de nuestro siglo: la virtualidad se presenta apenas como el soporte de un haz de remisiones que, en pleno siglo XXI, parece no tener límites o tenerlos de manera imprecisa. Planteado como un estudio de las mediatizaciones inscripto en una historia de los medios de largo alcance, el libro homenajea a sus padres fundadores –Eliseo Verón, Oscar Traversa entre otros– para explorar fenómenos actuales que derivan en categorías novedosas. Pero ¿cuál es la diferencia entre un estudio sobre las mediatizaciones contemporáneas de otros análisis sobre las relaciones entre medios y audiencias? ¿qué aspectos específicos se toman en este tipo de abordaje?

clarin.com  (www.clarin.com)