19.5 C
Buenos Aires
domingo 25 de octubre de 2020
Periodismo . com

Escándalo e internas en la Universidad “estatizada” de Bonafini

La mañana del martes 7 de abril, Roxana Salgado le ordenó a los trabajadores de la Fundación Madres de Plaza de Mayo que debían presentar su renuncia indeclinable. En 48 horas, los empleados de seguridad, limpieza, maestranza, administrativos y docentes de la estatizada universidad, debían presentar copia del telegrama de renuncia en el despacho de Hebe de Bonafini.

La orden de la Madre era que renuncien con fecha 30 de noviembre del año pasado, un mes antes de que se celebrase el convenio con el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación que creaba el Instituto Universitario (IUNMA). Ese martes, Hebe de Bonafini estaba agotada de falsas promesas y le ordenó a la encargada de seguridad, la robusta colorada Salgado que acatasen la orden: “Si mañana no tengo todos los papeles acá, deciles que no entra nadie” le dijo la Madre a Roxana Salgado.

perfil.com  (www.perfil.com)