«Esos jeans nuevos te van a durar un año»: cómo es la moda rápida con fecha de vencimiento

La semana pasada, cuando cruzaba a las apuradas la Avenida del Libertador, escuché un ruido metálico y acto seguido se me salió la sandalia. Pisé el calzado y lo arrastré hasta llegar a la vereda. Ahí me di cuenta de que una de las tiras que sostiene el talón se terminó de desgastar, se cortó y cayó con la hebilla. Había comprado la sandalia el verano pasado.