Especialistas, caja y tecnología: claves de la imagen de Macri en las redes sociales

Mauricio Macri había llegado hacía pocas horas de la Asamblea General de la ONU en Nueva York, en un viaje que incluyó un paseo en bicicleta por el Central Park. Su primera actividad era en Pilar, donde debía encontrarse con vecinos que no pueden viajar a su trabajo cuando llueve, por las calles de tierra inundadas. Aterrizó en helicóptero y lo esperaron un chofer de colectivo y un grupo de pasajeros que estaban avisados de la presencia del funcionario. «Recorriendo Pilar en la línea 520», fue el mensaje de Twitter que difundió la cuenta del Presidente, y que lo mostraba «colgado del bondi». Horas después, una «foto de la foto», que mostraba el ómnibus frenado y rodeado de colaboradores oficiales, empezó a despertar polémica en la misma arena: la de las redes sociales.

«En la balanza es más importante haber llegado a ese vecino de Pilar al que le vamos a solucionar el problema y a un montón de gente a través de Facebook, que ve una acción genuina. Eso pesa más que el nicho que se quedó cuestionando», dice uno de los integrantes del equipo de redes sociales de la Casa Rosada. Otro miembro de la comunicación oficial defendió: «Es lógico que se prepare una actividad. Es un presidente y hay que tomar mínimas precauciones. El colectivo se trasladó diez cuadras en un trecho que va a ser asfaltado y eso fue real».