3.7 C
Buenos Aires
jueves 29 de julio de 2021
Cursos de periodismo

“Esta canción es una mierda”: Frank Sinatra y el clásico que odiaba pero del que nunca pudo librarse

En 1960, Frank Sinatra fundó Reprise, su propio sello discográfico. Después de casi dos décadas dedicado al mundo del espectáculo, La Voz se dio cuenta de que solo así tendría un verdadero control sobre su carrera artística. Gracias a Reprise, Sinatra podía elegir sus músicos, sus arreglistas, trabajar ajeno a fenómenos como el rock and roll, el auge de los cantantes folk, como Bob Dylan, la beatlemanía, y, lo que es más importante, decidir su repertorio.

No obstante, y a pesar de esa independencia, en 1966 Sinatra tomó una decisión un tanto incomprensible que le afectaría el resto de su carrera. En lugar de seguir su instinto artístico, se decantó por el criterio empresarial y grabó Strangers in the Night, un elepé que tuvo magníficos resultados económicos, pero del que no quedó demasiado convencido. ¿La razón? Precisamente la canción que daba título al trabajo.

El tema había sido compuesto por el director alemán de orquesta Bert Kaempfert, quien rescató un fragmento instrumental que había utilizado previamente en la banda sonora de Espías en acción, película protagonizada por James Garner y Melina Mercouri. De hecho, en un primer momento se pensó en la artista griega para interpretar la canción. Sin embargo, Mercury la rechazó con el argumento de que la tonalidad era más apropiada para una voz masculina. De ese modo, y con una nueva letra en inglés escrita por Charles Singleton y Eddie Snyder, fue a parar a manos de Sinatra.

elpais.com  (elpais.com)