Estados Unidos apunta a la red eléctrica de Rusia en una guerra fría digital

Estados Unidos está intensificando sus incursiones digitales en la red eléctrica rusa como advertencia al presidente Vladimir Putin y como una demostración del modo en que el gobierno del presidente Donald Trump está utilizando nuevas entidades para instalar con mayor agresividad herramientas cibernéticas, afirmaron funcionarios pasados y en activo.

En entrevistas a lo largo de los tres últimos meses, los funcionarios describieron el uso de un código informático de Estados Unidos, del cual no se había informado antes, dentro de la red eléctrica rusa y de otros objetivos como un complemento clasificado para las medidas comentadas más públicamente contra las unidades de ciberataque y desinformación de Moscú en torno a las elecciones intermedias de 2018.


Los defensores de esta estrategia más agresiva señalaron que estaba pendiente desde hacía mucho tiempo, después de años de advertencias públicas por parte del Departamento de Seguridad Nacional y del FBI de que Rusia ha introducido software malicioso que podría sabotear las plantas de energía eléctrica, los oleoductos y los gaseoductos, o los suministros de agua de Estados Unidos en cualquier conflicto futuro con este país.