Estados Unidos, un vínculo clave para la negociación con el FMI

La historia diplomática reciente indica que las relaciones de la Argentina con los Estados Unidos, de ser categorizadas, podría decirse que fueron: “leales” en el gobierno de Raúl Alfonsín; “carnales” con Carlos Menem; “hostiles” en las gestiones de Néstor y Cristina Kirchner; y “devotas”, con Mauricio Macri. Obvio que cada etapa no sólo responde a cuestiones ideológicas sino también a las urgencias que tuvo cada gobierno en un momento determinado.

Por el ideario de Alberto Fernández ​y el contexto en el que asume, al menos en el inicio su gobierno, no se perfila hacia relaciones “carnales” pero tampoco “hostiles”.