lunes 28 de noviembre de 2022
Cursos de periodismo

«Estamos leyendo a Rusia de forma primitiva cuando pensamos que todas sus acciones tienen como objetivo perjudicar a Occidente»

Tres décadas después de la disolución de la Unión Soviética y luego de un periodo de relativa distensión, Moscú parece haberse colocado nuevamente como un feroz adversario de Occidente.

La relación entre Rusia y Occidente se ha venido deteriorando en los últimos años. Moscú invadió Crimea en 2014 y ha sido acusada no solo de intentar desestabilizar Ucrania, sino también de inmiscuirse en las elecciones estadounidenses de 2016 y, más recientemente, de ayudar al presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, a crear una crisis migratoria a las puertas de la Unión Europea.

Rusia también se estableció como una potencia de referencia en Medio Oriente tras su intervención en Siria y ayudó a mantenerse a flote al gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela, cuando este fue desconocido por gran parte de los países de América Latina y sometido a sanciones por parte de Washington en 2019.

bbc.com  (www.bbc.com)