21.6 C
Buenos Aires
sábado 16 de enero de 2021
Cursos de periodismo

Este hombre luchó contra rivales y ladrones para coleccionar los vinos más raros del mundo

Imaginen solo poder mirar su vino. Sin degustarlo, sin olerlo, simplemente contemplando algunas de las botellas más hermosas de la historia de la elaboración del vino, con la intención de nunca descorcharlas.

Es el juramento que vincula al coleccionista francés Michel-Jack Chasseuil, de 79 años, a sus bodegas. Es un mandamiento creado por el coleccionista: no beberás. Esta disciplina autoimpuesta ha dado frutos: Chasseuil tiene una de las colecciones de vinos más valiosas del mundo.

Sus tesoros están resguardados en una bodega en La Chapelle-Bâton, un pequeño pueblo en la región de Deux-Sèvres, al oeste de Francia, lejos de los grandes viñedos a los que suelen acudir los amantes del vino. Sin embargo, “aquellos que quieran visitar la mejor bodega del mundo deben venir aquí”, aconseja Chausseuil en su libro, 100 Vintage Treasures: From the World’s Finest Wine Cellar (100 tesoros añejos: de la bodega más fina del mundo).

vice.com  (www.vice.com)