Estudio publicado en Nature asegura que lo máximo que pueden vivir los humanos son 115 años

 

El 4 de agosto de 1997, Jeanne Calment murió en un asilo en Francia. La muerte viene por todos nosotros, desde luego, pero no tenía prisa de recoger a Calment. Murió a la edad de 122 años, con lo que estableció un récord de longevidad humana.


Jan Vijg duda que se vea a alguien como ella de nuevo. Es verdad: las personas han alcanzado edades más avanzadas a lo largo de las últimas décadas. Pero ahora, dice, hemos alcanzado el límite máximo de la longevidad humana.

“Parece muy probable que hayamos alcanzado nuestro límite”, dijo el Dr. Vijg, un experto en envejecimiento de la Escuela de Medicina Albert Einstein. “De ahora en adelante, este es el límite. Los humanos jamás pasarán de los 115 años”.

Vijg y sus estudiantes de posgrado, Xiao Dong y Brandon Milholland, publicaron recientemente la evidencia de esta predicción pesimista en la revista Nature. Es la última novedad del prolongado debate entre científicos acerca de si hay una barrera natural para la duración de la vida humana.

Personajes destacados en el debate recibieron el estudio con reacciones fuertes —y opuestas—.