martes 30 de noviembre de 2021
Cursos de periodismo

Exilio por libertad: el «modus operandi» para acallar a la disidencia artística de Cuba

El artista cubano Hamlet Lavastida pasó 89 días en una prisión de La Habana acusado, sin juicio ni pruebas, de incitación a delinquir. Tras semanas de tortura y después de haberse convertido en un símbolo internacional de la oposición al régimen cubano le ofrecieron a él y a la escritora Katherine Bisquet, su pareja, una solución al encierro: si aceptaban salir del país, la puerta de la cárcel se abriría. Y aquí no ha pasado nada. Una propuesta similar llegó varias veces a la casa de la también artista Tania Bruguera, en arresto domiciliario, con los mismos cargos. Otra parecida le hicieron a Carolina Barrero. La lista de artistas a los que el Gobierno de Díaz-Canel le propone la libertad a cambio del exilio es larga en lo que parece un modus operandi para tratar de silenciar a la disidencia, con especial foco en los artistas. La Seguridad del Estado los persigue con mayor intensidad desde inicios de año cuando este colectivo se convirtió en la cara visible de una oposición que salió a las calles en las históricas protestas contra el Gobierno el pasado 11 julio.

elpais.com  (elpais.com)