domingo 23 de enero de 2022
Cursos de periodismo

Extraño enseñar por Zoom

Comencé a extrañarlo apenas volví a poner un pie en el aula, y ahora que he estado enseñando cara a cara durante casi un semestre, lo extraño aún más.

Es curioso, ¿verdad? Después de todo, en la mayoría de los rincones del mundo académico se habla de Zoom como un mal necesario, impuesto por la vicisitud de la pandemia. Nosotros, las y los instructores, tuvimos que virar de las clases presenciales al mundo virtual. Sin embargo, no me llevó mucho tiempo darme cuenta de que me gustaba este mundo en línea, y que enseñar en él no solo era diferente, sino hasta mejor en algunos aspectos.

Zoom resultó ser un espacio seguro que permitió a estudiantes compartir sus preocupaciones, amores, pérdidas y temores durante los peores momentos de la pandemia, de formas que nunca había presenciado en las aulas físicas. Ahora me entristece que ese espacio se haya ido.

washingtonpost.com  (www.washingtonpost.com)