Fábrica de juguetes de Nueva York lanza la primera muñeca trans del mundo

Un empresa neoyorkina acaba de anunciar la venidera salida de un revolucionario chiche: una muñeca trans. O, como se ufanan medios norteamericanos, “la primera muñeca trans del mundo”, obra y gracia de Tonner Doll, firma con larga data en la producción de juguetes basados en “héroes y heroínas socialmente transformadores”; entre ellos, figurines plus-size o articulados de la Mujer Maravilla, el Hombre Araña, Harry Potter…

Resonantes nombres a los que Robert Tonner –su fundador y principal artesano– ha decidido sumar el de Jazz Jennings, una celebrity trans de 16 años, devenida inspiración total de la flamante y celebrada muñeca Jazz. “Ella representa todo lo que respeto de una persona desde el punto de vista humano: es increíblemente corajuda, inteligente, de buen corazón, creativa”, esboza el hombre que conoció a J.J. a través del programa 20/20 de Barbara Walters una década atrás, cuando Jennings –de solo 6 añitos– contó a cámara que, desde que pudo decir palabra, se identificó como chica.