martes 14 de agosto

Facebook y Apple ya parecen preocupadas por el discurso del odio. Y han empezado por Alex Jones

Una semana ha bastado para que Alex Jones, el popular vocero radiofónico de la extrema derecha estadounidense, sea censurado y vetado por los principales canales de distribución tecnológicos. Esto es, Apple (vía iTunes), Spotify y muy especialmente Facebook. En un abrir y cerrar de ojos, Jones ha perdido sus podcasts en las dos primeras plataformas y sus cuatro popularísimas páginas en la tercera. El motivo, su muy conocida tendencia a cultivar el “discurso del odio”.

¿Qué ha pasado? Un cúmulo de factores. Por un lado, la creciente influencia de Jones entre las bases republicanas y libertarias más radicalizadas. Por otro, la demanda que las víctimas de Sandy Hook (la matanza escolarmás impactante entre la opinión pública estadounidense del último lustro) han interpuesto contra su persona por propagar sistemáticas teorías de la conspiración (según Jones, el atentado fue un montaje). Finalmente, la presión de colectivos como Sleeping Giants, un lobby dedicado a combatir el odio contra las minorías raciales o contra las mujeres.


Dejar un comentario