20.7 C
Buenos Aires
viernes 23 de octubre de 2020
Periodismo . com

Facundo Castro: los diálogos policiales que abrieron las sospechas

“Bueno quedate tranqui Janita nadie sabe que fuimos nosotros, aparte es como dice el jefe nosotros hicimos nuestro trabajo”. Esto le dijo el policía Mario Gabriel Sosa a su compañera de armas en la Bonaerense Jana Jennifer Curuhinca el 3 de julio a las 11.39, cuando la desaparición de Facundo Astudillo Castro ya había llegado a los medios. Ambos revistan en la comisaría de Mayor Buratovich y son quienes detuvieron al joven en la ruta 3 a las 10 de la mañana del 30 de abril, cuando se dirigía a dedo hacia Bahía Blanca. Tanto ellos como los policías del siguiente pueblo, Teniente Origone, dijeron que lo dejaron seguir, que le hicieron la infracción por circular sin permiso en violación de la cuarentena, pero en los pocos mensajes rescatados en la investigación –el resto fue borrado por ellos mismos–, queda en evidencia que hasta dudaron del protocolo aplicado. Sobre ellos y otros dos uniformados pesa el pedido de detención de la familia de Facundo. Página/12 accedió a los documentos del expediente del caso para reconstruir lo que hay y lo que falta, en consulta con fuentes independientes, en una investigación donde aparecen más elementos del encubrimiento que del crimen, algo que técnicamente forma parte del complejo delito de desaparición forzada de persona.

A pesar de lo explícito de algunos diálogos, la fiscalía rechazó la solicitud de Cristina Adriana Castro Alaniz para que sean imputadas dieciseis personas, entre ellas cuatro policías y funcionarios del municipio de Villarino, por haber armado una asociación ilícita con el objetivo de encubrir el crimen. La justicia no encontró mérito para indagar a los policías Gabriel Sosa y Jana Curuhinca, por ejemplo, por estos dichos: «La oficial Curuhinca le expresa a Sosa su preocupación de que los desafecten durante la investigación, a lo que Sosa le responde «no creo, que se dejen de joder». Entonces ella replica, «sí, por eso, pero como dice que tres testigos vieron cómo lo subíamos al patrullero en Burato y lo llevábamos eh y cómo lo hostigamos y toda esa cosa digo bue (…) yo preguntaba para no venirme ver el sogazo de golpe, estar alerta aunque sea para tomarme unas vacaciones jaja».

pagina12.com.ar  (www.pagina12.com.ar)