26.5 C
Buenos Aires
viernes 26 de febrero de 2021
Cursos de periodismo

Fayt Club

Se va Fayt, se va el último engranaje en funciones de la generación del ‘83, la generación que refundó la República. Como muchos de sus camaradas, a veces pensamos en la retrospectiva que pudieron haber hecho más, que lo podrían haber hecho mejor, pero nada es tan fácil como parece. Se va la célula más vieja de la piel de la justicia, y muchos festejan por la renovación, y otros por momentos nos dejamos ganar por otra posible distorsión peligrosa: como nos pasó con el Código de Vélez Sársfield hace poco y con el retiro de John Stockton antes, la inminencia de su salida del rol funcional nos puede inducir a severas distorsiones en la valoración (a favor) del sujeto observado. Hay algo con lo que crecimos, y que no estará, que delata el paso del tiempo.

He escrito bastante sobre él. Alguna vez hice una biografía express cuando cumplió 90 años, varias veces puse la lupa en sus números y ratios de conformidad con posturas gubernamentales judicializadas, haciendo una disección estadística de su rol en la Corte en casos políticamente perfilados (un rol que lo muestra como un ministro “de tendencia central” en el gobierno de Alfonsín, enrolado en un sub-bloque disidente en el gobierno de Menem, y con una posición más distante en la última década).

Estas mutaciones pueden leerse de formas diversas y complejas, pero si tuviera que especular algo diría que no es tanto Fayt quien ha cambiado sino que es el entorno político y la bandeja de entrada de casos que le tocaba resolver lo que justifica las variaciones.

laagenda.buenosaires.gob.ar  (laagenda.buenosaires.gob.ar)