23.8 C
Buenos Aires
miércoles 21 de abril de 2021
Cursos de periodismo

Fernández, la otra pandemia

«Andá a hablar con Cristina». Dos funcionarios recibieron, palabra más, palabra menos, la misma indicación: se las dio, sin intermediarios, Alberto Fernández y forma parte de una dinámica que en la galaxia peronista, esa atmósfera donde el poder se ejerce y ostenta, es interpretada como una herejía. Fernández aplica la mecánica sin culpa, con una naturalidad que los demás leen como inocencia, debilidad o desapego. O todo junto.

Es sistémico. Lo hace y lo hizo. Al desembolsar 125 mil millones extra a Axel Kicillof para financiar el déficit bonaerense del 2020 sin imponer una paritaria política siquiera simulada o al cederle a Sergio Massa la bandera de la suba del mínimo no imponible de Ganancias, una ley que tendrá un costo fiscal de entre 34 y 47 mil millones de pesos, según la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC).

El proyecto se votará la semana próxima en Diputados casi como si no perteneciera al gobierno de Fernández. Como si ocurriese en otro país: en otro tiempo o en otro espacio. Es, hasta acá, todo de Massa, fenómeno que puede esconder una lógica: revitalizar al socio minoritario, necesario, casi imprescindible

eldiarioar.com  (www.eldiarioar.com)