Fiebre consumista en China: funcionarios desesperados por trajes a US$ 100

Hubo un diputado de la Nación que llegó a China sin trajes ni corbatas. Bajó del avión con una valija grande pero vacía y cuando alguien le advirtió que no llevaba peso no pudo menos que largar una carcajada. Es un hombre con larga experiencia en este tipo de viajes y ayer sorprendió a la comitiva argentina cuando contó por qué había viajado sin ropa.

«¿Les gusta?», preguntó, y se abrió de par en par un saco azul con detalles muy finos en celeste. «Me lo entregaron recién. Lo hicieron en 24 horas y como quedó perfecto encargué otros cinco. Están buenísimo, ¿Mirá que yo de esto sé eh?». El diputado había pasado por Silker Market (mercado de la seda), un centro comercial de tres pisos ubicado en el centro de Beijing, donde se confeccionan ambos, corbatas y camisas a medida en pocas horas. El diputado pagó 130 dólares cada traje y 30 las camisas. Y le mandaron el pedido en forma gratuita al hotel.