FOPEA lanza un registro de alertas por la pérdida de fuentes de trabajo en el periodismo argentino

Ante la grave situación laboral que atraviesan los periodistas argentinos, el Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) hará un registro de la pérdida de puestos de trabajo en los medios. Asimismo reclama a los empresarios y gobernantes la preservación de puestos de trabajo.

El Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) vuelve a alertar sobre la gravísima situación laboral que atraviesa el periodismo en el país, con despidos masivos, cierre de medios de comunicación, desaparición y abandono de ciertos grupos empresarios, “retiros voluntarios” que en muchas ocasiones no son tan voluntarios, empeoramiento y precarización de las condiciones de trabajo, falta de incorporación de personal cuando se producen alejamientos de profesionales, entre muchos otros conflictos.


El actual contexto laboral de la prensa argentina es el peor en muchas décadas, agravado especialmente por la actitud irresponsable de ciertos empresarios que crecieron a fuerza de la Publicidad Oficial del anterior gobierno y que, una vez que hubo un cambio en el Poder Ejecutivo, abandonaron a cientos de trabajadores.

Somos conscientes de que a nivel mundial existen muchos cambios en materia tecnológica y que el hábito de consumo de los medios, por parte de las audiencias, ha variado drásticamente. Esa situación se ve particularmente reflejada en la caída en las ventas de los diarios de papel, pero también repercute en otros tipos de soportes tradicionales como la televisión y la radio. Y es sabido que la misma explosión de Internet y el boom de nuevos dispositivos -como por ejemplo los teléfonos celulares inteligentes y las tablets- han acelerado esos procesos de transformación y de relacionamiento con las audiencias por parte de los medios de comunicación. Todo eso ha tenido una enorme repercusión en el trabajo de los periodistas. En muchos casos ese impacto fue positivo, porque le brindó a la prensa instrumentos que pueden facilitar el desempeño profesional de los trabajadores. Pero en otros casos ha generado pérdidas importantes de puestos laborales.

Más allá de las cuestiones que se dan en todo el mundo, y que la Argentina no es ajena a esta realidad, nuestro país fue y es protagonista de cuestiones endógenas que potencian las sangrías de trabajadores en los medios de comunicación, particularmente por la dependencia casi exclusiva y patológica de la Publicidad Oficial por parte de ciertos empresarios propietarios de medios.