10.5 C
Buenos Aires
martes 28 de septiembre de 2021
Cursos de periodismo

Formosa: ¿por qué se esconden las mujeres wichí?

Siete mujeres wichí embarazadas se tapan la cara y dicen que tienen miedo de ser llevadas por la Policía a un centro de aislamiento. Están sentadas de espalda al monte, dicen que es El Potrillo, una localidad ubicada a 544 km de la capital de Formosa. Una de ellas dice que quiere tener un parto normal y que no quiere que le practiquen una cesárea. Dice que si la llevan, pasaría eso. Otra mujer carga en sus brazos a su bebé y habla en su lengua, wichí. Como ella no habla el castellano, su marido traduce. Cuenta que luego de dar a luz la separaron de su bebé. Que el bebé se fue sólo a Formosa y que ella se quedó en Ingeniero Juárez. No se explica cómo ni cuándo pasó. Todo es transmitido por un canal de noticias nacional en cuya agenda tienen muy poco lugar los derechos sexuales y reproductivos, y mucho menos, la cuestión étnica.

Automáticamente se instala en la opinión pública nacional el peor de los escenarios: persecución, vulneración del derecho a un parto humanizado, vulneración de derechos humanos. La indignación vacía sobre la situación de las comunidades indígenas y la lástima etnocentrista desde la lejanía porteña no tardan en aparecer en twitter. Formosa es, otra vez, tendencia. El informe del medio de comunicación, que hace varios meses viene recortando la realidad de la provincia gobernada por Gildo Insfrán con fines netamente políticos, muestra una visión sesgada y oportunista de una problemática compleja y deja muchos baches sin cubrir. Pero también abre nuevos interrogantes sobre la distancia entre el sistema de salud y los pueblos originarios, incrementada en el contexto de pandemia. ¿Qué pasa en el oeste formoseño? ¿Qué pasa con la Policía? ¿De qué tienen miedo las embarazadas wichis? Las respuestas se construyen de una ida y vuelta que va del presente al pasado y termina en un presente continuo.

latfem.org  (latfem.org)