sábado 15 de diciembre

Fortalezas y debilidades de la bitácora Gloria

La denuncia publicada este miércoles en la web de La Nación se apoya sobre una base que le otorga cierta verosimilitud. Existen fundamentados procesamientos y acusaciones, además de alguna condena, que apuntalan la existencia de un esquema de corrupción en la obra pública durante los años del kirchnerismo. Si hubo corrupción, las coimas se pagaron de algún modo, aunque el método descripto por el chofer en cuestión (bolsos entregados en el domicilio presidencial) parezca rústico.

La pretensión de verosimilitud también padece debilidades. El sello de la ex SIDE en el origen, fondo y forma de la causa es indeleble, lo que no involucra al periodista que redactó la noticia, que bien pudo recibir los cuadernos Gloria en una tarde de calor y dedicar el siguiente semestre a investigar, como corresponde a su profesión.


Es decir, si hablamos de espías argentinos, la hipótesis de una operación impactante pero burda no debería ser descartada. Complementa la fragilidad central el hecho de que el juez que capturó la causa por mandato histórico, Claudio Bonadio, constituye en sí mismo una contundente debilidad probatoria.

Dejar un comentario