Fortnite: las afirmaciones falsas que relacionan el juego directamente con la masacre de Nueva Zelanda

Brenton Tarrant, un extremista blanco de 28 años, llevó a cabo una matanza en dos mezquitas en Nueva Zelanda el 15 de marzo último dejando un saldo de 50 muertos. Lo novedoso del caso fue la importancia que tuvieron las redes sociales e internet en los sucesos. La masacre fue transmitida en vivo por Facebook y el autor del crimen publicó un “manifiesto” en su cuenta de Twitter en el que explicaba los motivos xenófobos del ataque. En una parte del manifiesto el terrorista nombra a un videojuego muy popular: el Fortnite, que combina la construcción de edificios con asesinar a contrincantes.

Uno de los programas televisivos que generó mayor controversia al tratar el tema fue el noticiero del mediodía de Canal 9 (ver acá). Allí, el periodista Jorge Pizarro destacó que existe una vinculación directa entre los videojuegos y las masacres y asesinatos reales. Además, junto con otros integrantes del programa hicieron una representación de cómo sería “jugar en vivo” al Fortnite para demostrar “hasta qué punto puede poseer a un niño”. Sin embargo, la representación del juego en vivo y las declaraciones de los periodistas sobre el tema fueron falsas.