lunes 23 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Francia y la revuelta de las periferias

Emmanuel Macron fue reelegido como presidente de Francia con el 58% de los votos, un resultado categórico, mejor al pronosticado por las encuestas, pero más estrecho que el de 2017, cuando se había impuesto por 30 puntos frente a Le Pen. La ultraderechista no tuvo una buena noche, pero sumó 2,7 millones de votos respecto a la elección anterior; es la mejor performance de esa fuerza en la historia de la Quinta República. Las elecciones profundizaron la crisis del sistema político francés. En la primera vuelta, el 60% del electorado votó por opciones anti-establishment. Y ayer la abstención llegó al 28%, la cifra más alta desde 1969. Macron, que aprovechó esta fractura para llegar al poder hace cinco años, ahora deberá enfrentarla en una gestión que se proyecta muy difícil, para decirlo rápido.

Hasta acá la coyuntura. En los próximos días vamos a sacar algo con Facu Cruz para que puedas leer en la web de Cenital. Hoy me quiero centrar en una de las claves de la elección: la abrumadora distancia entre cómo votaron las grandes ciudades, que favorecieron a Macron, y cómo lo hicieron las ciudades pequeñas y las localidades rurales, que se doblegaron ante Le Pen. Ese clivaje fue central en 2017 y se repitió este año. Creo que no solo ayuda a entender el ascenso y la permanencia de Le Pen en Francia sino que se transformó en una de las tendencias más importantes de la política contemporánea.

cenital.com  (cenital.com)