Francisco le declara la guerra a Trump

Una silenciosa Guerra Fría se ha desatado entre los dos líderes que mayor influencia tienen en el mundo. Por un lado, Donald Trump, el presidente norteamericano que ha despertado el antiamericanismo con sus controvertidas decisiones antimigratorias. Por el otro, Francisco, el papa argentino que parece erigirse como un dique de contención contra las políticas xenófobas y racistas que comienzan a expandirse desde Estados Unidos hasta Europa.

A la misma hora que Trump asumía en Washington su sorpresivo mandato, el Papa concedía en el Vaticano una larga entrevista al diario El País de España. No es común que Jorge Bergoglio ceda varias horas a los periodistas, por eso es importante releer la dureza de las palabras del ex arzobispo de Buenos Aires para entender el mensaje destinado al presidente de Estados Unidos. “Hay que ver qué hace, no podemos ser profetas de calamidades”, declaró Bergoglio sobre Trump, a la vez que advirtió que, “en momentos de crisis, no funciona el discernimiento” y los pueblos buscan “salvadores” que les devuelvan la identidad “con muros y alambres”.