martes 16 de octubre

Gas: el Gobierno compró paz política sin plata y sin acuerdo con las productoras

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, fue una vez más el bombero de Cambiemos en medio de una crisis seria. En su mensaje a los senadores en el Congreso, avisó que el Gobierno dará marcha atrás con el plus de gas. Una movida estratégica que fue un gesto netamente político. Es que, hasta el momento, ningún funcionario explicó cómo hará el Estado para pagar los entre 15.000 y 20.000 millones de pesos que las distribuidoras de fluido (Gas Ban, Metrogas, Camuzzi, entre otras) le adeudan a las productoras (YPF, PAE, Pluspetrol, Tecpetrol) por no haber cumplido con el precio pautado en dólares entre abril y septiembre de este año, el período más crudo de la devaluación. Todo en un escenario de contracción de la economía y un pacto con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que requiere un ajuste en el gasto extremo y pone presión ante cada peso extra sacado a la plaza.

Esta situación puso en alerta al sector, que inició una guerra fría entre acreedores y deudores, con el Estado en el medio, demás de poner en eje un dato central: la preocupación de las petroleras por defender el precio del gas, luego de seis meses de haber cobrado valores variables y con la duda actual de cómo recibirán la compensación. Sobre todo ante la necesidad oficial de que los privados sigan invirtiendo en Vaca Muerta, el único polo positivo de capitales que ostenta el oficialismo.


En síntesis, con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en un viaje por negociaciones con el FMI, y el secretario de Energía, Javier Iguacel, vaciado de poder y casi al borde de la pérdida total de legitimidad ante el sector, Frigerio logró ponerle paños fríos a la crisis por el pago adicional de gas ganando tiempo sin cash: en principio, aplacó los ánimos para allanar la definición del Presupuesto, enfriar la sesión de Diputados del 18 para bajar el plus gas y correr de la agenda pública el polémico cargo extra. Pero descuidó el frente de los deudores.

Dejar un comentario